La apuesta de tres vías de Sarkozy para la OTAN

PARÍS – El retorno de Francia a la estructura militar integrada de la OTAN después de una ausencia de 43 años el año pasado puso fin a una de las excepciones francesas . También ayudó a ponerle un marco al creciente debate sobre si desarrollar de manera más eficiente la defensa europea o reformar seriamente la Alianza del Atlántico.

A primera vista, parecería que Francia eligió a la OTAN a expensas de la Política Europea de Seguridad y Defensa (ESDP, por su sigla en inglés) nacida hace diez años. Pero esa interpretación supone una visión demasiado pesimista de los logros de la ESDP en la última década, y se basa en una concepción errónea de las relaciones entre la OTAN y la Unión Europea.


Por cierto, el retorno de Francia a la OTAN dista mucho de un giro de 180 grados que refleja un desencanto con la ESDP. Más bien, es el producto de un proceso de 15 años de reacercamiento con la OTAN -y del verdadero progreso que se está obteniendo en materia de defensa europea.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/R3zlVsE/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.