Salafist islamic extremist Momen Faiz/ZumaPress

La amenaza fundamentalista de Bangladesh

NUEVA DELHI – En el pasado mes de febrero, de regreso de una feria del libro en la Universidad de Dacca, Avijit Roy, bloguero americanobangladeshí conocido por su ateísmo, y su esposa fueron sacados del rickshaw en el que viajaban y atacados con machetes. La feria del libro, celebrada anualmente para conmemorar las protestas de 1952, de resultas de las cuales el ejército pakistaní abrió fuego contra estudiantes universitarios, es una típica reacción bengalí ante la violencia. Por dar la vuelta al tristemente famoso comentario acerbo del nazi Hermann Göring, cuando los bengalíes oyen la palabra “pistola”, echan mano de su cultura.

Pero el brutal asesinato de Roy (su esposa quedó mutilada, pero sobrevivió), junto con el acuchillamiento fatal de otro bloguero ateo, Washiqur Rahman, apenas un mes antes, revela otra fuerza activa en Bangladesh y que está subvirtiendo la tradición de secularismo y argumentación intelectual de ese país. Esa fuerza es el fundamentalismo islámico salafista.

El cambio habido en Bangladesh es desolador. El secularismo irreverente y la indagación reflexiva reflejada en las obras de Roy y Washiqur han sido durante mucho tiempo un rasgo distintivo de la escritura bengalí. Hace una generación, se habrían considerado totalmente aceptables sus opiniones, si no las más habituales, en la pujante cultura intelectual de Bengala (cuya parte occidental es el Estado indio de Bengala Occidental).

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/QcVD201/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.