La estrategia Estalingrado de Saddam

Experto en represión interna, pero toalmente incompetente en estrategia militar, Saddam Hussein cree que puede luchar y ganar. Su estrategia parece ser la defensa de Bagdad como otra Estalingrado, calle por calle, casa por casa.

Una estrategia que deliberadamente comienza como terminan la mayoría de las guerras, con enfrentamientos en las calles para defender la capital, ciertamente es original. También es realista al no intentar siquiera defender las fronteras de Iraq en contra del poderío aéreo de Estados Unidos.

Pero es una fantasía pensar que la gente de Bagdad defenderá el régimen de Saddam. Lo más que él puede esperar de los iraquíes es una pasividad taciturna. Los que tendrán que luchar en las calles son aquéllos a quienes van dirigidos los bombardeos aéreos: las tropas de élite de Saddam.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/ZVpZszB/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.