El viaje de Sadat, 30 años después

TOLEDO – Si “un hombre de coraje hace una mayoría”, como dijo Andrew Jackson, hace 30 años, en noviembre de 1977, el presidente egipcio Anwar Sadat era este tipo de hombre. Su propuesta de paz a Israel conmocionó a Oriente Medio. Había llegado, como él mismo lo dijo, “al fin de la Tierra” (la Knesset en Jerusalén), y al hacerlo transformó la política de la región más allá de todo reconocimiento.

A partir de ese momento, el interrogante para los árabes ya no era cómo destruir a Israel, sino cómo llegar a adaptarse a él. En su salto dramático al futuro, Sadat les enseñó a los líderes árabes las realidades de un mundo cambiante.

Porque la propuesta de paz de Sadat nació de un análisis estratégico sensato del equilibrio de poder regional. Le resultaba claro que Israel era una potencia nuclear que, en octubre de 1973, había demostrado una vez más que era invencible en una guerra convencional –una guerra que el propio Sadat nunca había pensado ganar cuando la proclamó.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/vi7XMlv/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.