1

El Lenguaje de Rusia Está en la Sopa

Hace trecientos años Pedro el Grande abrió una ventana hacia Europa. Las lenguas extranjeras inundaron Rusia. El inglés, el danés, el francés y el italiano. Hoy en día, están llegando nuevas palabras y conceptos culturales a Rusia a una velocidad increíble. En ocasiones se suman a sus análogas rusas, en ocasiones las reemplazan.

Por ejemplo, Rusia ha tenido "chi" (sopa de col), "ujá" (sopa de pescado), "pojliobka" (sopa de todo), "sielanka" (sopa campesina), "botviñia" (sopa fría de hojas de remolacha), "okrochka" (sopa de vegetales de primavera). Ahora llegaron el "bullion", el consomé e incluso la simple "sopa". Había menos, ahora tenemos más. ¿No es bueno?

Pero alguien piensa que todas las palabras viejas deberían ser borradas de nuestras memorias, que sólo una palabra, sopa, debería permanecer. Sopa; sopa en general, sin variaciones. Todo lo que comemos con una cuchara es sopa; todo lo que comemos con un tenedor, no es sopa. En todos nuestros menús tenemos sopa, sólo eso.

Olviden lo que hasta ahora conocen, nunca recuerden, nunca intenten descubrir lo que podrían significar palabras como "gazpacho" o "bouillabaisse". No pregunten qué ingredientes se usan para preparar esos platillos. No necesitan saber todo eso. De hecho, ¿por qué preocuparse por el extranjero gazpacho? Olvídense incluso de la simple diferencia entre "chi" (sopa de col) y el "borch" (sopa de remolacha con carne). No hay ninguna diferencia. "Ujá" (sopa de pescado), ¿qué es "ujá"? Teniendo tantos tipos de pescado disponible, mejor eliminemos la palabra. ¿Por qué usar un nombre si tenemos un producto?