El Lenguaje de Rusia Está en la Sopa

Hace trecientos años Pedro el Grande abrió una ventana hacia Europa. Las lenguas extranjeras inundaron Rusia. El inglés, el danés, el francés y el italiano. Hoy en día, están llegando nuevas palabras y conceptos culturales a Rusia a una velocidad increíble. En ocasiones se suman a sus análogas rusas, en ocasiones las reemplazan.

Por ejemplo, Rusia ha tenido "chi" (sopa de col), "ujá" (sopa de pescado), "pojliobka" (sopa de todo), "sielanka" (sopa campesina), "botviñia" (sopa fría de hojas de remolacha), "okrochka" (sopa de vegetales de primavera). Ahora llegaron el "bullion", el consomé e incluso la simple "sopa". Había menos, ahora tenemos más. ¿No es bueno?

Pero alguien piensa que todas las palabras viejas deberían ser borradas de nuestras memorias, que sólo una palabra, sopa, debería permanecer. Sopa; sopa en general, sin variaciones. Todo lo que comemos con una cuchara es sopa; todo lo que comemos con un tenedor, no es sopa. En todos nuestros menús tenemos sopa, sólo eso.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/IIY5XCY/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.