Obtener el sí con Putin

PARÍS – En el enfrentamiento de Europa con Rusia por Ucrania, las debilidades y divisiones en la política europea han sido tan alentadoras para el presidente ruso, Vladimir Putin, como lo fue el abordaje vacilante de Estados Unidos en cuanto a Siria. Si Europa va a actuar de forma responsable, tres conceptos claves deben definir su política con relación a Rusia: firmeza, claridad, y voluntad para encontrar un consenso aceptable.

Sin firmeza, nada es posible. Sin duda, Europa y EE.UU. cometieron errores tras el colapso de la Unión Soviética. En particular, se puede acusar a EE.UU. de actuar con arrogancia y de humillar innecesariamente a Rusia. Sin embargo, la desaparición de la Unión Soviética fue el resultado de una larga serie de pasos en falso, empezando por la incapacidad de la Rusia pre-soviética para reconciliarse con la modernidad. Los líderes de la Rusia post-soviética aún tienen que enfrentar dichos fracasos.

Mediante la adopción de una postura revisionista agresiva, Putin ha cometido un error histórico y estratégico. El modelo que Putin debería haber adoptado es aquel legado por Pedro el Grande. Su ambición debería haber sido atar el futuro de Rusia al de Europa. En cambio, Putin buscó inspiración en Nicolás I, el más reaccionario de los zares de Rusia del siglo XIX.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/AQozJcQ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.