Rusia pasó la raya

NUEVA YORK -- Durante semanas y años, ambos sostuvimos que Rusia estaba persiguiendo una política de cambio de régimen hacia Georgia y su presidente elegido democráticamente, el pro-occidental Mijail Saakashvili. Predijimos que, a falta de una participación diplomática occidental fuerte y unificada, la guerra era inminente.

Ahora, trágicamente, una escalada de violencia en Osetia del Sur culminó en una invasión a gran escala de Georgia por parte de Rusia. Occidente, especialmente Estados Unidos, podría haber impedido esta guerra. Se avecina un momento de fractura en las relaciones post-Guerra Fría de Occidente con Rusia.

Exactamente qué fue lo que sucedió en Osetia del Sur la semana pasada no resulta claro. Cada lado ofrecerá su propia versión. Pero sabemos, sin duda, que Georgia respondió a repetidos ataques provocadores por parte de los separatistas de Osetia del Sur controlados y financiados por el Kremlin. Esta no es una guerra que Georgia quería; creía que lentamente estaba ganando terreno en Osetia del Sur a través de una estrategia de poder blando.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/kxts8O6/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.