Rohingya refugees flood into Bangladesh Paula Bronstein/Getty Images

La alarma por los rohinyás

PARÍS – Como suele suceder, la alarma la dio un artista. Se llama Barbet Schroeder, y su llamado de atención fue en la forma de un film, estupendo, sobrio, titulado The Venerable W., que hace un retrato del monje budista birmano Ashin Wirathu. Conocido como “W”, Wirathu es la otra cara de una religión generalmente vista como arquetipo de paz, amor y armonía. Y tras su faz de racismo, se esconde una orientación budista violenta más amplia que quita el aliento.

El film de Schroeder se presentó en el Festival de Cannes 2017 y concitó enorme atención de los medios. En una aparición posterior en la televisión, Schroeder alertó que los rohinyás, la minoría musulmana del estado birmano de Rakáin, estaban en la mira del sanguinario “Movimiento 969” de Wirathu.

No debería sorprender a nadie. Los rohinyás son un millón de hombres y mujeres convertidos en apátridas en su propio país. Privados de derecho al voto, de representación política y de acceso a hospitales y escuelas, padecieron pogromos cada vez que los militares que tiranizaron Myanmar/Birmania por medio siglo se cansaban de matarlos de hambre.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/mdg3PDw/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.