0

¿El fin del populismo en América Latina?

BOGOTÁ – En 2005, durante la cuarta Cumbre de las Américas, el anfitrión Néstor Kirchner, junto con el presidente venezolano Hugo Chávez, le arruinaron a George W. Bush su proyecto de una gran zona de comercio continental. Cuando los gobernantes latinoamericanos se vuelvan a encontrar, en Panamá, el 17 y 18 de Octubre, su actitud será, sin duda, menos hostil. La idea de crear una zona de libre comercio ya no está en la agenda pero aún así no será fácil lograr un buen entendimiento regional.

América Latina durante la primera década de este siglo fue un terreno fértil para el neopopulismo de izquierda, especialmente en los ocho países de la Alianza Bolivariana para las Américas, ALBA. Los mandatarios del ALBA optaron por modelos de gobierno caracterizados por la retórica anti imperialista, un modelo económico de alto gasto estatal, desconfianza en el libre comercio y tentaciones estatistas, y un tipo de liderazgo híper presidencialista y caudillista, proclive a la reelección y sin reatos para obstaculizar las garantías de la oposición y la libertad de prensa.

Hoy, con Chávez y Néstor Kirchner ausentes, el auge del populismo de izquierda ha perdido impulso.

El sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, carece de influencia en los asuntos externos. El sucesor de Kirchner, su esposa Cristina, recientemente sufrió una dura derrota en las elecciones primarias de su partido peronista que debilitó sus opciones para las elecciones parlamentarias a fin de mes, y su autoridad para los dos años que le quedan en el poder. Su salud no la ayuda: acaban de removerle un hematoma en su cerebro.