stark7_JOHN THYS_AFP_Getty Images_eurogroup John Thys/AFP/Getty Images

La falacia de solidaridad de la eurozona

FRÁNCFORT – Desde 2010, se han adoptado muchas medidas para “proteger a prueba de crisis” a la eurozona. Además de reglas presupuestarias más ajustadas y del inicio de una unión bancaria, hay en marcha nuevos esfuerzos para fortalecer el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que hoy está destinado a servir como un respaldo del Fondo Único de Resolución (FUR). En una reunión reciente del Eurogrupo, los ministros de Finanzas de la eurozona coincidieron en reformas para permitir que los estados miembro esencialmente “sólidos” accedan a líneas de crédito “contingentes” del MEDE si reúnen ciertas condiciones, y para que todos los contratos de bonos soberanos incluyan cláusulas de acción colectiva en 2022.

Los hacedores de políticas públicas todavía debaten si crear o no un presupuesto y un esquema de seguro de depósitos de la eurozona y nosotros deberíamos considerar qué podrían significar para el futuro las reformas introducidas hasta la fecha. El punto en cuestión es si queremos una unión monetaria en la que los estados miembro sean individualmente responsables por sus políticas, o una unión basada en la solidaridad, una distribución del riesgo y transferencias financieras.

Según el principio de solidaridad de la Unión Europea, la reforma se ha centrado en introducir más redes de seguridad y respaldos, con un presupuesto y un seguro de desempleo y de depósitos conjuntos, entre otras cosas. La suposición es que cuantos más riesgos se compartan, más estable será la eurozona. Pero eso es una falacia. En la práctica, la proliferación de nuevas salvaguardas ha introducido un alto grado de riesgo moral y creó incentivos perversos para gobiernos y participantes del mercado por igual.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/YG2qey8es