3

¿Un Aislamiento espléndido?

LONDRES – Ser miembro de la Unión Europea ha encadenado a la economía británica a un cadáver. El Reino Unido se ha visto confinado por ingentes cantidades de burocracia costosa que lo atan a un grupo de economías moribundas sin perspectivas de crecimiento. Como resultado, los exportadores británicos se han abstenido de los mercados de rápido crecimiento de la Commonwealth y del mundo en desarrollo.

Esta, en resumidas cuentas, es la opinión de los euroescépticos británicos, y la misma ha ganado una fuerza considerable durante los últimos años, en los cuales una crisis en cámara lenta afectó a Europa. Los hechos, sin embargo, cuentan una historia muy diferente.

Un nuevo estudio realizado por el Center for European Reform (CER) formula la pregunta: ¿Cuánto vale para el Reino Unido, en los hechos, su membresía a un mercado único? La respuesta estándar es que la estrecha integración con el resto de Europa aporta con el acceso a un mercado de más de 500 millones de personas e inyecta una saludable dosis de competencia e inversión en la economía británica, lo que ayuda a acrecentar la productividad.

El CER ha llevado este análisis mucho más lejos, el estudio ha medido el comercio del Reino Unido con países que están dentro y fuera de la UE y ha ajustado los resultados según el tamaño de las economías y otros factores que afectan al comercio, como ser la distancia hacia estos mercados. Sobre esta base, se puede averiguar si el comercio británico con otros países de la UE es mayor o menor de lo que cabría esperar, dado el tamaño y la ubicación de dichas economías.