us automotive workers Scott Olson/Getty Images

La decisión que la izquierda debe tomar

CAMBRIDGE – Es justo decir que, hasta el momento y dentro del ámbito político, los principales beneficiarios de las fracturas sociales y económicas forjadas por la globalización y el cambio tecnológico han sido los populistas de derecha. Varios políticos, como por ejemplo Donald Trump en Estados Unidos, Viktor Orbán en Hungría y Jair Bolsonaro en Brasil, han llegado al poder porque ellos capitalizaron la creciente animosidad en contra de las elites políticas establecidas y explotaron a su favor un latente sentimiento nativista.

Los grupos de izquierda y los grupos progresistas, en gran parte, han estado desaparecidos del mapa. La relativa debilidad de la izquierda refleja en parte el deterioro sufrido por los sindicatos y los grupos laborales organizados, los cuales históricamente se constituyeron en la columna vertebral de los movimientos izquierdistas y socialistas. Sin embargo, la abdicación ideológica también ha jugado un papel importante. A medida que los partidos de izquierda se iban tornando cada vez en más dependientes de las élites educadas, en lugar de depender de la clase obrera, las ideas políticas de dichos partidos se alinearon más estrechamente con intereses financieros y corporativos.

Consiguientemente, los remedios ofrecidos por los partidos de izquierda provenientes de las corrientes dominantes continúan siendo limitados: mayor gasto en educación, mejores políticas de bienestar social, un poco más de progresividad en los impuestos, y eso sería casi todo lo que ofrecen. El programa de la izquierda consistía más en endulzar el sistema prevaleciente en lugar de abordar las fuentes fundamentales de desigualdades económicas, sociales y políticas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/IDkf4Nm/es;
  1. haass102_ATTAKENAREAFPGettyImages_iranianleaderimagebehindmissiles Atta Kenare/AFP/Getty Images

    Taking on Tehran

    Richard N. Haass

    Forty years after the revolution that ousted the Shah, Iran’s unique political-religious system and government appears strong enough to withstand US pressure and to ride out the country's current economic difficulties. So how should the US minimize the risks to the region posed by the regime?

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.