0

Reanudar las conversaciones sobre Chipre

LONDRES – Desde que los grecochipriotas rechazaron el plan de las Naciones Unidas pare reunificar a Chipre en 2004, el antagonismo entre la mayoría griega y los turcos en el norte de la isla ha ido en aumento. Los turcochipriotas se han refugiado en el abrazo de Turquía y han intentado conseguir un mayor reconocimiento internacional. Los grecochipriotas están aprovechando su pertenencia a la Unión Europea como arma para frustrar las aspiraciones de Turquía y bloquear los intentos de aumentar el comercio entre la UE y el norte de la isla.

La UE no puede dejar que Chipre se cueza en su propia salsa, sobre todo porque, como Estado miembro, la isla está resultando un compañero incómodo. Chipre entera se adhirió a la UE en mayo de 2004, pero el acerco legislativo comunitario sólo es aplicable a las zonas que están bajo control directo del Gobierno, por lo que está suspendido en las zonas administradas por los turcochipriotas. El Gobierno de Turquía cometió la imprudencia de enfrascarse en una polémica con la UE sobre su plan de hacer extensiva la unión aduanera a todos los nuevos Estados miembros, incluida Chipre. Entretanto, la UE no ha prestado plenamente la ayuda ni ha intensificado el comercio, como había prometido, con los turcochipriotas.

Tal vez lo más preocupante es que, si continúa el punto muerto sobre Chipre, podría acabar con las posibilidades de Turquía de adherirse a la UE, pues la intransigencia de los grecochipriotas ha venido bien a otros Estados miembros que quieren mantener a Turquía fuera. También podría impedir el acercamiento entre Grecia y Turquía, pese a las esperanzas infundidas por la reciente visita del Primer Ministro griego, Kostas Karamanlis, a Turquía… la primera en casi medio siglo.

Hay muchos obstáculos para lograr una solución negociada para el problema de Chipre. Hace un poco más de un año, la Presidencia finlandesa de la UE no logró acabar con el estancamiento respecto del problema del comercio con Chipre, con lo que demostró una vez más lo poco que valen los intentos de acordar soluciones parciales y medidas de “creación de confianza”. La última iniciativa de las Naciones Unidas para lograr que haya algún avance en las discretas conversaciones exploratorias no está sirviendo para nada. Las elecciones presidenciales de Chipre, que se celebrarán este mes, pueden conceder un segundo mandato a Tasos Papadopoulos, el dirigente grecochipriota que encabezó la campaña del “no” en el referéndum sobre la reunificación de 2004.