0

La resistente economía india

NUEVA DELHI -  Mientras las economías más desarrolladas del mundo caen en lo que ya se está denominando la Gran Recesión, a comienzos de año India dio a conocer una nueva estimación del crecimiento del PGB para el año fiscal 2008-2009. Su proyección fue de un saludable 7,1%.

Llama la atención de que, entre las sombrías cifras que abundan hoy en los mercados mundiales, no hay temores de que se produzca una recesión en la India. Incluso los más pesimistas hablan de un menor crecimiento positivo.

Se trata de un cambio notable para una economía que por años se arrastró a lo largo de lo que se llamaba irónicamente el “índice indio de crecimiento” (cerca del 3%) mientras gran parte del resto de Asia crecía a un ritmo mucho mayor. Por más de cuatro décadas después de la Independencia de 1947, India sufrió la economía del nacionalismo, que hacía equivaler la independencia política con la autosuficiencia económica, relegando así al país al proteccionismo burocrático y al estancamiento.

Sin embargo, desde 1991 India ha liberalizado su economía y se ha beneficiado de la globalización. La acción pionera de sus expertos en tecnologías de la información, ingenieros de software y operadores de centros de llamadas ha convertido al país en un ejemplo de éxito económico.