Renovando el diálogo de seguridad de Europa

ATENAS – El 2009 ha sido un año de grandes cambios, que se producen en medio de una incertidumbre cada vez mayor. Veinte años después de la caída del Muro de Berlín, la resiliencia del sistema de seguridad post-Guerra Fría en Europa está siendo puesto a prueba. Los conflictos de larga data siguen sin resolverse y están surgiendo nuevos y complejos desafíos. La seguridad energética, el crimen organizado, el terrorismo, el absolutismo y el fundamentalismo, el cambio climático y los delitos cibernéticos son grandes preocupaciones para todos los países.

La crisis económica ha dejado a mucha gente en una posición que dista de ser próspera, y tal vez menos propensa a ser ambiciosa en nuestros esfuerzos por abordar los desafíos de seguridad de Europa. Pero también debemos tener en mente que la crisis conlleva oportunidades de cambio.

Este año también ha sido testigo de una cantidad de desenlaces positivos, entre ellos una “reanudación” de las relaciones entre dos actores clave en el diálogo de seguridad europeo: Rusia y Estados Unidos. La Unión Europea recientemente ha adoptado medidas importantes hacia una mayor cohesión y unidad con la designación de un presidente y un alto representante para Asuntos Exteriores.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/h5H4DEL/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.