Paul Lachine

Cómo aprovechar el auge de las remesas

ROMA – Durante más de una década, las economías de Asia han estado en movimiento -al igual que su gente-. La escala de la migración de las zonas rurales a las zonas urbanas y entre fronteras internacionales no tiene precedentes históricos, y el Asia del siglo XXI es su foco de atención.

En los países en desarrollo de Asia, el poder y el potencial de las remesas -el dinero que los trabajadores migrantes envían a sus familias en su país (muchas de las cuales viven en zonas pobres y alejadas)- son inmensos. En la actualidad, más de 60 millones de trabajadores migrantes de la región Asia /Pacífico representan más de la mitad de todos los flujos de remesas a los países en desarrollo. En 2012 enviaron aproximadamente 260.000 millones de dólares.

China, India y las Filipinas son los tres principales receptores de remesas, mientras que Bangladesh, Indonesia, Pakistán y Vietnam también están entre los primeros diez. El dinero muchas veces es una cuerda salvavidas: se calcula que el 10% de las familias asiáticas dependen de los pagos que reciben desde el exterior para obtener comida, ropa y refugio.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/DfFgtzg/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.