0

Recordando a Zhao Ziyang

Las condiciones en las que vivía Zhao Ziyang al momento de su muerte, aislado totalmente de la sociedad china a causa de un arresto domiciliario ilegal que duró 16 años, son una vergüenza tanto para la justicia del país como para el Partido Comunista Chino (PCC).

La persecución contra Zhao fue la persecución contra un líder que se dedicó durante más de una década a hacer esfuerzos innovadores que se convirtieron en los cimientos de las reformas económicas de China. A finales de los setenta, los campesinos chinos habían perdido desde hacía mucho los derechos sobre sus tierras, debido a la colectivización y al establecimiento de las comunas populares. Es un derecho que nunca han recuperado. Sin embargo, Zhao fue el primero que propuso devolverle la autonomía a los campesinos e inició de esa manera las primeras pruebas piloto para abolir las comunas populares.

La industria china se había convertido en subsidiaria del gobierno a través de las nacionalizaciones y la planificación central. Zhao fue el primero en proponer "una ampliación de la autonomía para las empresas chinas" y "el restablecimiento de una relación sana entre el gobierno y la industria". La autonomía ampliada para las empresas y los campesinos fue un primer y muy importante paso cuyo éxito llevó con el tiempo a una reforma económica total.

Esa es una de las muchas victorias graduales que Zhao obtuvo para permitir que el pueblo chino saliera del asfixiante estancamiento del socialismo maoísta. Como Primer Ministro, Zhao aplicó reformas económicas durante diez años que trajeron avances sostenidos con los que el pueblo, el campesinado sobre todo, disfrutó de mejoras tangibles.