neier62_Georges DeKeerleSygma via Getty Images_sergeikovalev Georges DeKeerle/Sygma via Getty Images

La desaparición de la primera generación de disidentes rusos

NUEVA YORK – En noviembre de 1988, cuando el gran físico y premio Nobel de la Paz Andréi Sájarov realizó su única visita a los Estados Unidos, pidió a algunos de sus compañeros de activismo por los derechos humanos que lo acompañaran. Uno de ellos era el biólogo Sergei Adamovich Kovalev, que falleció este 9 de agosto a la edad de 91 años.

La visita de Sájarov fue una ocasión notable. Tras ser obligado a residir en la ciudad provincial de Gorki (hoy Nizhni Nóvgorod) hasta diciembre de 1986, cuando el Presidente soviético Mijaíl Gorbachov, en un gesto de relajación de la represión estatal, le hizo saber por teléfono que podía volver a Moscú.

Muchos grupos científicos, organizaciones de derechos humanos y otros organizaron encuentros con Sájarov durante su visita a EE.UU., y asistí a varias de ellas como director ejecutivo de Human Rights Watch. Recuerdo cómo Sájarov solía responder a muchas de las preguntas con algo así como: “Antes de responder, quisiera escuchar la opinión de Sergei Adamovich al respecto”.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/Ygwaozhes