0

Gaza existe

LONDRES.- Gobernar es cuestión de estadísticas, pero en la vida lo importante son las personas. Esta disyunción explica en gran medida el cinismo y la antipatía hacia la política característicos en gran parte del mundo hoy día. Y, si bien los problemas locales parecen insolubles, la distancia aumenta la confusión y la fatiga inducidos por problemas aparentemente inextricables. Como de costumbre, quienes sufren son quienes más necesitan la atención mundial.

Esto es particularmente cierto para el millón y medio de personas apiñadas en la Franja de Gaza, bloqueadas entre Israel, Egipto y el mar Mediterráneo. Occidente ya aisló al gobierno de Gaza controlado por Hamas. Esta semana, el Congreso de los Estados Unidos debatirá si recorta la ayuda a la Autoridad Palestina, ubicada en Cisjordania. Pero este es momento de aumentar, no reducir, el compromiso internacional con los palestinos.

Las estadísticas indican que el 80% de la población de Gaza depende de la ayuda alimentaria de la ONU. La tasa de desempleo entre los jóvenes es del 65%. El sitio web de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios mantiene una amplia base de datos que indica la cantidad de camiones, con diversos tipos de provisiones, cuyo ingreso han permitido las autoridades israelíes.

La situación de la gente –o, mejor dicho, la lucha por su situación– es noticia periódicamente. La última vez para dar cuenta de la violencia que rompió en agosto el cese del fuego, hasta entonces razonablemente efectivo. Pero Gaza se ha convertido en la tierra que el tiempo –y la comunidad internacional ampliada– olvidaron.