6

Convirtiendo la crisis en éxito en Alemania

BERLÍN – Según una encuesta de opinión de principios del mes de mayo realizada por ARD DeutschlandTREND, el respaldo popular con el que cuenta el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) hoy está en 15%, más que hace un año, cuando rondaba el 5%-. ¿Se puede revertir esta tendencia peligrosa?

El ascenso del AfD desde el verano pasado ha sido el resultado directo del incremento en la cantidad de refugiados -cerca de un millón en 2015- que ingresaron a Alemania. Después de todo, el partido ha hecho de la oposición a la admisión de refugiados la pieza central de su plataforma, que también incluye un antagonismo hacia la Unión Europea y un programa social muy conservador, al que se agregó un componente religioso abiertamente sectario en una convención del partido el 3 de mayo en Stuttgart.

Sin embargo, el amplio centro político de Alemania se mantiene en pie. Los democratacristianos de centro derecha y sus aliados todavía cuentan con el respaldo de aproximadamente el 33% del electorado, mientras que los socialdemócratas de centro izquierda tienen un apoyo del 20% y el Partido Verde, de alrededor del 13%. Inclusive los demócratas libres lograron regresar con gran esfuerzo de los tiempos difíciles y ahora gozan de un respaldo cercano al 6%.

En resumen, las fuerzas políticas moderadas todavía cuentan con el respaldo de más del 70% de los alemanes -a diferencia de, por ejemplo, Austria, donde la extrema derecha obtuvo un 36% de los votos en la primera ronda de las elecciones presidenciales-. Inclusive el Partido de Izquierda de Alemania, que tiene un respaldo del 8% y no es definido tradicionalmente como moderado, tiene un ala "oriental" más moderada y un ala "occidental" más radical.