Syrian doctor Nazeer Al-Khatib/Getty Images

Doctores refugiados para mejorar la salud de los refugiados

TORONTO – A menudo se caracteriza a los refugiados sirios como una molesta sangría a las comunidades a las que se establecen, especialmente con respecto a la atención de salud. Pero, para quienes escapan de la civil siria, la ignorancia de su tragedia empequeñece ante la realidad de sus necesidades… y la diversidad de sus especialidades profesionales. Si bien los refugiados llevan consigo grandes problemas de salud, también aportan años de experiencia en la profesión médica que, si se les da un buen uso, podría ser una bendición para las comunidades que los acojan, por no mencionar para otros refugiados.

Uno de los mayores retos que debe enfrentar un refugiado es encontrar un médico. En muchos países anfitriones, la xenofobia, las barreras lingüísticas o la limitada disponibilidad de personal médico pueden causar un tratamiento inadecuado. Esto es especialmente cierto en el caso de los sirios, dispersos en todo Oriente Medio, el norte de África, Europa y América del Norte.

Pero muchos refugiados sirios tienen también un alto nivel de educación. A medida que se establecen en lugares alejados de los hospitales y clínicas en donde una vez ejercieron, los médicos sirios simplemente quieren volver a trabajar. ¿No es tiempo de que lo puedan hacer?

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

Help make our reporting on global health and development issues stronger by answering a short survey.

Take Survey

http://prosyn.org/lbLq4OT/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.