Las lecciones de Singapur del presidente Xi

NUEVA YORK – China hoy se encuentra en un punto crucial, como sucedió en 1978, cuando las reformas de mercado lanzadas por Deng Xiaoping abrieron la economía al mundo -y como pasó nuevamente en los inicios de los años 1990, cuando la famosa "gira por el sur" de Deng reafirmó el sendero de desarrollo del país.

En todo este tiempo, los ejemplos y las lecciones de otros países han sido importantes. Se dice que Deng estuvo fuertemente influenciado por una visita temprana a Singapur, donde el crecimiento acelerado y la prosperidad habían llegado décadas antes. Entender los triunfos y deficiencias de otros países en desarrollo ha sido -y sigue siendo- una parte importante del enfoque de China a la hora de formular su estrategia de crecimiento.

Al igual que Singapur, Japón, Corea del Sur y Taiwán en sus primeras décadas de crecimiento moderno, China ha estado gobernada por un único partido. El Partido de Acción Popular (PAP) de Singapur sigue siendo dominante, aunque eso parece estar cambiando. Los otros países evolucionaron para convertirse en democracias multipartidarias durante la transición de ingresos medios. China, también, ya ha alcanzado este último tramo crítico de la larga marcha hacia una condición de país avanzado en términos de estructura económica y niveles de ingresos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/pvJi7u1es