Mercedes Benz's electric cars are provided for car sharing as part of a smart city project at Kashiwanoha YOSHIKAZU TSUNO/AFP/Getty Images

¿Pueden las ciudades inteligentes ser equitativas?

WASHINGTON, DC/SAN FRANCISCO – En todo el mundo, los gobiernos están creando ciudades "más inteligentes" mediante el uso de datos y tecnología digital que contribuye a construir entornos urbanos más eficientes y habitables. Esto tiene sentido: con el crecimiento de la población urbana y la infraestructura bajo presión, las ciudades inteligentes estarán mejor posicionadas para gestionar el cambio.

Pero a medida que los sistemas digitales son cada vez más penetrantes, existe el riesgo de que la desigualdad se profundice, a menos que los gobiernos locales reconozcan que las soluciones impulsadas por la tecnología son tan importantes para los pobres como para los más pudientes.

Aunque la población que no está online puede beneficiarse de las aplicaciones que se ejecutan en la vida cotidiana -como las señales inteligentes que mejoran el tráfico-, no tendrán acceso a toda la gama de programas que ofrecen las ciudades inteligentes. Siendo los teléfonos inteligentes la principal interfaz para la ciudad moderna, un primer paso crítico es cerrar la brecha digital y ampliar el acceso a redes y dispositivos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/rnmF7RG/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.