La redefinición del desarrollo sostenible

MELBOURNE – Albert Einstein dijo en una ocasión que en caso de tener sólo una hora para encontrar una solución de la cual dependiese su vida, pasaría los primeros 55 minutos de dicha hora definiendo el problema. Una vez que supiera cuál es la pregunta correcta a formular, podría resolver el problema en menos de cinco minutos.

Hoy en día, la humanidad se enfrenta a un problema análogo que amenaza la vida: ¿cómo vamos a proporcionar nutrición adecuada y calidad de vida digna a una población mundial que se prevé va a superar los nueve mil millones hasta el año 2050, sin dañar irreparablemente nuestro sistema de soporte vital planetario? Para encontrar una solución, debemos empezar por aclarar el problema.

Los seres humanos han alterado de manera fundamental los ecosistemas de la Tierra. Al interferir con los ciclos del carbono, nitrógeno, agua y fósforo, la actividad humana cambia la atmósfera, los océanos, los medios acuáticos, los bosques y las capas de hielo, y disminuye la biodiversidad. De hecho, los efectos de la conducta humana sobre los ecosistemas del planeta han llegado a ser tan significativos en los últimos siglos que muchos científicos creen ahora que el planeta ha entrado en una nueva era geológica, denominada como el Antropoceno.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/cB4xZGJ/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.