La reconstrucción de Haití

NUEVA YORK - Los horrores del terremoto de Haití siguen revelándose. El terremoto mismo mató quizás 100.000 personas, y la incapacidad de organizar una ayuda rápida está matando decenas de miles más. Más de un millón de personas están expuestas al hambre y las enfermedades y, con la inminente llegada de las estaciones de lluvias y huracanes, quedarán vulnerables a nuevos peligros.

Incluso una economía tan empobrecida como la de Haití es un complejo sistema que depende del comercio entre las áreas rurales y urbanas, el transporte, la electricidad, los servicios portuarios y las funciones de gobierno. En el pasado, la economía haitiana funcionaba a duras penas, y cuando sufrió el terremoto todavía se estaba recuperando de cuatro huracanes que asolaron su territorio en el año 2008.

El hecho de que el sismo golpeara la capital y demoliera todos los centros de actividad social destruyó los sistemas de los que depende la vida urbana cotidiana. Hoy millones de personas no cuentan con sustento ni medios para sobrevivir.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/VfIvgny/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.