0

La raconciliación de Hamas y Al Fatah

GAZA/JERUSALÉN – Al reunirse los representantes de Hamas y Al Fatah en El Cairo para celebrar una cuarta ronda de conversaciones en pro de la unidad nacional, no sólo los palestinos, sino también los americanos y los europeos las seguirán atentamente. Esas conversaciones de alto nivel, organizadas por el director de los servicios de inteligencia egipcios, Omar Suleiman, serán decisivas para poner fin a casi dos años de enfrentamientos sangrientos entre la Gaza gobernada por Hamas y la Ribera Occidental, gobernada por Mahmoud Abbas, de Al Fatah, que cuenta con el respaldo occidental. En vista de los fracasos anteriores, esta ronda de conversaciones podría ser la oportunidad final para restablecer la unidad palestina.

El continuo cisma interno entre el más moderado y laico Al Fatah y el islamista Hamas no sólo ha dejado hundida en la confusión a la dirección política palestina, sino que, además, ha hecho que unas negociaciones de paz con Israel mínimamente sólidas resulten prácticamente imposibles. Además, la continua desunión interna sigue obstaculizando los intentos de reconstrucción de Gaza, urgentemente necesarios después de la ofensiva militar de comienzos de este año. Así, el resultado de las negociaciones de El Cairo tendrá repercusiones para los palestinos y los israelíes... y, de hecho, para todos los interesados en el proceso de paz de Oriente Medio.

En las rondas anteriores, las diferentes facciones acordaron en principio constituir un gobierno unido para la Ribera Occidental y Gaza y celebrar elecciones legislativas y presidenciales en los Territorios Palestinos en enero de 2010, pero Al Fatah y Hamas siguen manteniendo diferencias fundamentales sobre cómo formar un gobierno encargado de preparar las elecciones.

Los debates se centran también en el control de los servicios de seguridad, esfera en la que ni Al Fatah ni Hamas tienen demasiado margen de maniobra. Además, sigue habiendo discrepancias sobre el tipo de sistema electoral que se debe utilizar.