0

La necesidad de revaluar el terrorismo interno

BERLÍN – La lucha contra el terrorismo interno tiene una gran prioridad en los planes de seguridad de casi cualquier país de Europa. Sus vínculos con grupos islámicos extremistas internacionales exigen que los gobiernos reflexiones y revalúen la manera en que lo enfrentan.

La cooperación internacional sobre seguridad, los controles fronterizos y el monitoreo del sector del transporte son importantes, pero no van lo suficientemente lejos. Los gobiernos además deben identificar las tendencias radicales al interior de las comunidades musulmanas de Europa y crear estrategias para contrarrestarlas. El objetivo específico debería ser prevenir el terrorismo desde su origen, y el objetivo más general debería ser abrir un diálogo con las comunidad musulmana.

Este plan de acción pone énfasis en la comunicación intercultural como la mejor manera de romper prejuicios y clichés negativos en ambos lados. Desde el punto de vista de la política de seguridad, la comunicación intercultural apunta a inmunizar los grupos de la comunidad musulmana que puedan ser receptivos a la propaganda extremista, con el claro objetivo de prevenir su radicalización y la captación de extremistas para la jihad .

Para que la prevención tenga éxito, es importante primero establecer claramente qué es lo que puede hacer que una persona se convierta en extremista islámico. No parece haber una respuesta única, pero un patrón común que surge es que el mensaje jihadista , puesto que promete significado e identidad, parece resultar particularmente atractivo a personas que no están seguras de quiénes son y hacia dónde se dirigen.