0

Relanzamiento del debate sobre misiles

WASHINGTON, DC – El debate entre Estados Unidos y Rusia por los planes norteamericanos de desplegar defensas contra misiles balísticos en Europa se está recalentando nuevamente. Las diferencias persistentes con Polonia sobre sus condicionamientos para aceptar misiles interceptores de defensa han llevado a las autoridades estadounidenses a sugerir que podrían considerar a Lituania como una base de emplazamiento alternativa. El objetivo de este cambio parece ser el de obligar a Polonia a mostrar una mayor flexibilidad en las negociaciones, pero la idea de que Estados Unidos establezca bases militares en un país que alguna vez formó parte de la Unión Soviética ha desatado la ira del Kremlin.

En junio, el principal negociador norteamericano sobre el tema, John Rood, voló a Lituania para informar a su gobierno sobre la situación de las negociaciones polaco-norteamericanas. Estados Unidos intenta emplazar diez misiles interceptores en Polonia y una estación de radar avanzada de defensa contra misiles en la República Checa. Esta semana la secretaria de Estado Condoleezza Rice visitó Praga para firmar un acuerdo con los checos, pero las conversaciones polaco-norteamericanas, en cambio, siguen estancadas. 

Si bien el Departamento de Estado norteamericano se negó a definir las discusiones de Rood en Vilnius como negociaciones formales sobre un posible sitio alternativo, el Departamento de Defensa admitió que Estados Unidos estaba considerando otras opciones llegado el caso de que las conversaciones con Polonia se mantuvieran en un punto muerto.

El ministro de Defensa lituano, Jouzas Olekas, a la vez que afirmó que esperaba que Polonia y Estados Unidos llegaran a un acuerdo, agregó que “Lituania consideraría la posibilidad de participar en el escudo antimisilístico si se lo pidieran. Deberíamos considerar todos los pros y los contras”.