Volver a usar el DDT

PALO ALTO – El cofundador de Microsoft, Bill Gates, es fascinante. Al igual que el boletín anual de 19 páginas que describe el trabajo de la Fundación Bill and Melinda Gates, la institución de filantropía más grande del mundo. Sin embargo, para alguien tan inteligente como Gates que puede darse el lujo de contratar expertos en cualquier tema, algunas de las estrategias de su fundación son desconcertantes.

Considérese el enfoque de su fundación para el tratamiento de la malaria, que se concentra en los mosquiteros, una medida de baja tecnología y apenas moderadamente eficaz; y en el desarrollo de una vacuna, que se ha intentado aplicar de manera intensiva durante décadas sin resultados. Este enfoque ignora una forma antigua, barata y segura para controlar el vector –el mosquito anofeles- que propaga la enfermedad: el producto químico DDT.

La malaria es un flagelo, en particular para los habitantes de países tropicales pobres. Cuarenta y un por ciento de la población mundial vive en áreas en donde se transmite la malaria, con casos anuales que van de los 350 a los 500 millones.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/fiDJ0UB/es;