Raguram Rajan Bloomberg/Getty Images

La política a lo Trump llega a la India

FILADELFIA – La decisión del muy respetado economista Raghuram Rajan de no postularse para un segundo mandato como gobernador del Banco de la Reserva de la India (RBI, por su sigla en inglés, el banco central) probablemente enturbie los mercados financieros de ese país, que lo consideran un ancla fundamental para su economía. Los inversores ahora analizarán minuciosamente las implicaciones de su partida para la capacidad de las autoridades monetarias de garantizar la estabilidad de los precios y fomentar el crecimiento, o reconstruir un sistema bancario asediado por los créditos improductivos.

Desde la presidencia de Alan Greenspan en la junta de la Reserva Federal de EE. UU., tanto los mercados como los medios han tendido a idolatrar y personalizar a las instituciones como los bancos centrales. Pero el «efecto Greenspan» puede obstaculizar el análisis desapasionado.

Existieron diferencias genuinas entre las políticas del RBI y el gobierno del primer ministro Narendra Modi, y estallaron tensiones cuando los funcionarios percibieron que los comentarios públicos de Rajan no se limitaban a sus incumbencias. Pero los ataques ad hominem contra Rajan en los últimos meses plantean grandes preguntas con graves implicaciones para la India.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/G86tgi8/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.