Poner a la juventud por delante

Todas las crisis actuales del mundo -conflictos, VIH/SIDA, desempleo- tienen una cosa en común: todas ellas afectan a jóvenes que cargan con el peso de la desesperación resultante de esos problemas, pero que también son un venero, en gran medida desaprovechado, de cambio.

Para muchos de nosotros, el mundo puede parecer un lugar antiguo. Y, sin embargo, hay 2.800 millones de personas menores de 25 años de edad de entre una población mundial de 6.000 millones. Nueve de cada diez de esos jóvenes viven en países en desarrollo. No son sólo el futuro, sino también el presente.

Ésa es la razón por la que 170 dirigentes juveniles procedentes de 82 países van a reunirse esta semana en Sarajevo, invitados por el Banco Mundial, el Foro Europeo de la Juventud y el Movimiento Scout. No se trata de una reunión más, es una congregación de un grupo que corre el mayor peligro y que es decisivo para afrontar los imperativos de desarrollo del mundo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/NXw3mwj/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.