2

La historia del futuro de Rusia

MOSCÚ – La visión estratégica no ha sido jamás un atributo de los rusos, y 2012 ciertamente no fue la excepción. Parece que la vastedad del territorio de Rusia impidiera a sus gobernantes apreciar la necesidad de planificar para el futuro, mientras que su aparentemente infinita provisión de recursos naturales les hace creer que no hay eventualidad que el país no pueda superar.

Por eso, Rusia nunca está bien preparada para el futuro. De hecho, así como sus dirigentes no supieron prepararse para la caída del comunismo, el debilitamiento de la economía rusa muestra que tampoco están listos para las décadas que vendrán, que se caracterizarán por el agotamiento de los recursos, la reducción poblacional y la disminución del territorio.

Este año, la visión estratégica rusa registró una nueva caída, con el regreso de Vladímir Putin a la presidencia. Después de todo, Rusia nunca ha tenido para Putin otro futuro que no sea el pasado.

Con la desintegración de la Unión Soviética, el Kremlin no solamente perdió el control de vastas extensiones de territorio, sino también a la mitad de los 300 millones de habitantes de la URSS. Después, la población rusa disminuyó todavía unos millones más por culpa de la alta tasa de mortalidad del país (especialmente entre los varones). En ese mismo lapso, la población de Estados Unidos aumentaba de 248 a más de 300 millones de personas.