0

Medalla de oro para Putin en la categoría “guerra”

LONDRES.- ¿Qué significa realmente “la guerra olímpica”, mejor conocida como la invasión rusa de Georgia? La guerra misma, por supuesto, era previsible y ya se había previsto. Sus resultados son igualmente claros.

En primer lugar, el Primer Ministro Vladimir Putin sigue teniendo inequívocamente el poder en Moscú. Puede ser que juegue al policía bueno y al policía malo con el Presidente Dmitri Medvedev. Sin embargo, el policía malo, Putin, es el que realmente manda.

En segundo lugar, Putin no soporta al Presidente de Georgia, Mikheil Saakashvili, que, hay que reconocer, no es monedita de oro. El ruso pensaba que Saakashvili se había salido de control. Le permitió dar un paso de más y ahora le ha dejado sentir a él y a su pobre país todo su poder.

En tercer lugar, durante años Rusia ha estado provocando conflictos en Osetia del Sur y Abjazia. Moscú quiere mantener débil a Georgia. Hace lo mismo en Transnistria para socavar a Moldova. Si un tercero hubiera empleado las mismas tácticas en Chechenia los rusos hubieran estallado de ira, y con razón.