0

¿Tiene Putin instintos suicidas?

Este fin de semana el Presidente Putin visitará Ucrania, escenario de su mayor desatino en materia de política exterior. Esto parece inverosímil, dadas sus miopes acciones en Rusia, donde parece cada vez más incapaz de tratar con cualquier institución con algún grado de autonomía.

Por ejemplo, recientemente abolió las elecciones en las provincias rusas. De ahora en adelante, el presidente designará a los encargados de gobernar un país que es tan complejo y multinacional como la UE o los EE.UU. No es precisamente un ejemplo de mentalidad sofisticada.

De hecho, las autoridades electas en Rusia se han convertido en una especie en peligro. Las malas artes del Kremlin de manipular las elecciones mediante engaños o cualquier otro medio, que en Rusia reciben el nombre de “tecnología política”, se utilizarán ahora sólo en las elecciones en países extranjeros, ya que son las únicas “elecciones” de las que el Kremlin tiene que preocuparse: tan impotentes y poco significativos se han vuelto los votantes rusos. La justificación para cancelar las elecciones en Rusia es la necesidad de luchar contra el terrorismo. Este es ahora el fin que justifica todos los medios.

¿Cómo llegó a ocurrir que cada problema contemporáneo parece haber sido reducido a ataques terroristas y operaciones contraterroristas? La pobreza, el racismo y las herencias ideológicas son tan visibles ahora como lo eran hace tres o quince años. El terrorismo no las ha exacerbado. Las fuerzas de seguridad no han ayudado a resolverlas.