Opposition supporters attend an unauthorized anti-Putin rally OLGA MALTSEVA/AFP/Getty Images

¡Abajo el Zar Putin!

SAN FRANCISCO – Las protestas que se propagaron en toda Rusia antes de la cuarta toma de posesión de Vladimir Putin como presidente se desarrollaron según un guion ya conocido. La policía declaró que dichas aglomeraciones eran ilegales, y los medios de comunicación minimizaron el tamaño de las mismas. Alexey Navalny, el principal organizador y líder de facto de la oposición en Rusia, fue arrestado de manera dramática, ya que la policía lo sacó a rastras de una manifestación en Moscú. El día 15 de mayo, Navalny fue sentenciado a 30 días de prisión. Más de 1.600 manifestantes en todo el país fueron golpeados y detenidos.

Sin embargo, un elemento incluido en las recientes protestas provino de un espectáculo mucho más antiguo. El grito aglutinador de “¡Abajo el Zar!” fue sacado de las sombras y llevado a la luz de las calles de Moscú casi 100 años después de que el último zar de Rusia, Nicolás II, fuera acribillado por balas bolcheviques en un sótano de Ekaterimburgo.

Un siglo antes del mencionado asesinato, el poeta Alexander Pushkin en un intento por levantar los ánimos de su amigo Pyotr Chaadayev, un filósofo que fue declarado loco debido a sus críticas del Zar Nicolás I, predijo el advenimiento de tiempos mejores, cuando “Rusia despierte de su aletargamiento”. Pushkin escribió: “¡se inscribirán nuestros nombres sobre las ruinas de la autocracia!”

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/7V2DQbjes