mumo1_STRINGERAFP via Getty Images_burundijournalist Stringer/AFP via Getty Images

Protección para los medios de comunicación vulnerables en Burundi

NAIROBI – Jean Bigirimana, reportero de Iwacu, un medio de noticias independiente de Burundi, tras haber recibido una llamada de una fuente del servicio de inteligencia del país salió de su casa el día 22 de julio de 2016  alrededor de la hora del almuerzo y prometió regresar pronto. Esa fue la última vez que su esposa, Godeberthe Hakizimana, lo vio.

Para el editor en jefe de Iwacu, Abbas Mbazumutima, los días posteriores a la desaparición fueron “fríos” e “inexplicables” ya que estuvo a la cabeza de un equipo de reporteros que, luego de una tibia respuesta por parte de las autoridades, tomaron el asunto en sus propias manos y se dedicaron a  buscar a Bigirimana. Cinco años después, aún persisten preguntas sobre qué fue lo que ocurrió con Bigirimana.

Este suceso es emblemático del difícil entorno en el que se desenvuelven los periodistas en Burundi, en medio de las mayormente incumplidas promesas de reforma del presidente Évariste Ndayishimiye. “Lo primero que uno ve cuando abre la puerta de Iwacu [en Bujumbura] es un gran cartel con la foto de Jean”, me dijo Mbazumutima, quien fue quien contrató a Bigirimana para trabajar en Iwacu. “El cartel evoca muchas cosas. Te recuerda que el trabajo que estás haciendo es un trabajo peligroso, y que no es un trabajo fácil”.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/Jvcvmbdes