Productivity slows Eyes Wide Open/Getty Images

¿Se está tornando irrelevante el crecimiento de la productividad?

LONDRES – Como señaló en 1987 el Premio Nobel de Economía Robert Solow, las computadoras están “en todas partes, menos en las estadísticas de productividad”. Desde entonces, el misterio de la “paradoja de la productividad” no ha dejado de crecer. La automatización ya eliminó muchos empleos; ahora los robots y la inteligencia artificial parecen traer consigo la promesa (o amenaza) de cambios todavía más radicales. Pero en todas las economías avanzadas, la productividad se desaceleró; en Gran Bretaña, hoy la mano de obra no es más productiva que en 2007.

Algunos economistas atribuyen esta desaceleración a poca inversión de las empresas, falta de capacitación de la mano de obra, obsolescencia de las infraestructuras o exceso de regulaciones. Otros señalan amplias diferencias de productividad entre los fabricantes industriales líderes y los rezagados. Hay incluso quien pone en duda que la tecnología de la información sea realmente tan potente.

Pero es posible que haya que ir a buscar la explicación todavía más hondo. Conforme las sociedades se enriquecen, tal vez sea inevitable una desaceleración de la productividad y que las cifras de PIB per cápita nos digan cada vez menos sobre el bienestar real de las personas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/HgNxxt8/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.