0

La privatización del desarrollo de África

Lagos – Ha habido considerables avances con vistas a la consecución de los objetivos de desarrollo del Milenio desde su lanzamiento en 2000, pero, pese a los grandes esfuerzos hechos por los gobiernos, la posibilidad de que así sea en el plazo fijado de 2015 sigue siendo remota para muchos países, en particular los de África.

Muchos de quienes trabajamos en el sector privado de África estamos muy interesados en lograr un gran cambio con la consecución de dichos objetivos. En la Corporación Financiera Africana (CFA), nuestra misión es la de reducir la pobreza en el continente africano mediante la iniciativa del sector privado, pues, a fin de cuentas, éste es y será el motor del crecimiento en África y su participación cada vez más activa en el proceso de desarrollo es un buen presagio para el continente.

Los problemas para el desarrollo de África son bien conocidos. Más del 40 por ciento de su población vive con menos de un dólar al día. Más de 500 millones de personas viven sin los medios energéticos modernos y la participación del continente en el comercio mundial sigue ascendiendo a un ridículo 3 por ciento.

La falta de infraestructuras básicas y de capacidad industrial sigue siendo uno de los mayores problemas de África, pues perpetúa la pobreza y socava la capacidad del continente para competir con el resto del mundo. Los costos de los transportes para el comercio subregional ascienden al doble de los de otras regiones en desarrollo y los elevados costos de la energía contribuyen en gran medida al prohibitivo costo de los negocios.