Bloomberg/Getty Images

¿Debe salir Gran Bretaña de la UE?

STANFORD – En el 400.° aniversario de la muerte de William Shakespeare, el Reino Unido enfrenta una pregunta existencial: ser o no ser «europeo». Cuando los británicos voten en junio para decidir si permanecerán o no en la Unión Europea, para tomar la decisión correcta tendrán que salirse de la hipérbole propuesta desde ambos lados del debate y considerar cuidadosamente qué implicara verdaderamente la Brexit para su país.

Las cuestiones principales que incidirán sobre la decisión de los votantes están relacionadas con las relaciones comerciales, la regulación y el presupuesto; la política extranjera y la seguridad; y políticas internas como la seguridad social y la inmigración. Luego tenemos cuestiones sobre los beneficios esenciales y emocionales, y el bagaje que comporta la membresía de la UE, con todas sus normas, regulaciones y burócratas. Se trata de una dura decisión, pero las cuestiones en juego no están claramente definidas.

El RU está profundamente vinculado a través del comercio con el resto de la UE, que representa la mayor parte de sus exportaciones e importaciones globales totales (cada una de ellas significa cerca del 30 % del PIB británico). La Brexit tendría por lo tanto consecuencias significativas para los flujos comerciales, no solo entre el RU y la UE, sino también para el resto del mundo. Esas consecuencias dependerán de los términos y del momento elegido para los nuevos acuerdos comerciales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/fI88UXC/es;