Labor and Industry and Deputy PM Luigi Di Maio and Interior Minister and Deputy PM Matteo Salvini attend the swearing in ceremony of the new government Ernesto S. Ruscio/Getty Images

Todas las miradas apuntan a Italia

PARÍS – “En Francia deberíamos tomarnos a Italia mucho más en serio. Podemos aprender mucho de un país tan exitoso”.

Puede parecer una cita de hace siglos, no de 2015, cuando la embajadora de Francia ante Italia elogió y defendió, muy legítimamente, la tierra de Dante. El año siguiente, después del referendo británico por el Brexit, periodistas italianos me preguntaron si su país podría reemplazar al Reino Unido en el informal “club de los tres” estados líderes de la Unión Europea, con Alemania y Francia.

Pero ahora, esa mezcla reciente de confianza y esperanza sucumbió al peso aplastante de la realidad política. Hoy es posible que Italia sea el principal candidato al título de “enfermo de Europa”. Hasta se la puede ver como una metáfora, o acaso una sinopsis, de todo lo que salió mal en el continente.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/q1OKjmb/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.