La tentación populista de Brasil

SAO PAULO – La mayor economía de América Latina está sumida en una larga crisis política, agravada por la tentación del populismo. Como una droga, este ha atraído a los brasileños con fantasiosas promesas de mayores estándares de vida y más bienestar. Sin embargo, los presidentes populistas han registrado durante 16 años índices récord de desempleo, elevados déficits presupuestarios, el regreso a la pobreza de millones de personas y la peor recesión económica en un siglo.

Los populistas también han dejado un legado de corrupción. El escándalo de la “Operación Lava Jato” expuso un largo listado de políticos deshonestos, funcionarios delincuentes y gente de negocios de dudosa reputación, todos los cuales se enriquecieron robando al estado.

Cabría suponer que, tras soportar tantos desastres de gobierno, los brasileños estarían ansiosos por hacer un cambio. Lo veremos en octubre, cuando se realicen unas elecciones generales de crucial importancia. Sin embargo, por ahora el país no parece muy dispuesto a salir de su hábito populista. Por el contrario, el populismo nunca ha sido más fuerte.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/RVO65XF/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.