acemoglu7_TOLGAAKMENAFPGettyImages_faragecelebratingEUelection Tolga Akmen/AFP/Getty Images

¿Cómo ganan los populistas?

CHICAGO – En la Edad Media, los estados-ciudades italianos lideraban la “revolución comercial” europea con innovaciones en finanzas, comercio y tecnología. Luego algo extraño sucedió. En 1264, para tomar un ejemplo, el pueblo de Ferrara decretó que “El magnífico e ilustre Lord Obizzo… va a ser gobernador y líder y general y lord permanente de la ciudad”. De repente, una república democrática había votado su propia extinción.

En verdad, éste no fue un episodio aislado en el norte de Italia en aquel momento. Como explica Niccolò Machiavelli en El príncipe, el pueblo, al ver que no puede oponer resistencia a la nobleza, le brinda su apoyo a un solo hombre, para que lo defienda con su autoridad. La lección es que la gente abandonará la democracia si tiene miedo de que una elite capture sus instituciones.

Las instituciones democráticas de la Italia medieval sucumbieron a lo que hoy podría llamarse populismo: una estrategia anti-elitista, anti-pluralista y excluyente para formar una coalición de descontentos. El método es excluyente porque depende de una definición específica de “la gente”, cuyos intereses deben defenderse no sólo de las elites, sino de todos los demás. Por ende, en el Reino Unido, el líder del Brexit Nigel Farage prometió que un voto a favor de “Irse” en 2016 sería una victoria para la “gente real”. Como dijo Donald Trump en un acto de campaña el mismo año, “la otra gente no significa nada”. De la misma manera, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe suele hablar de la “gente de bien”.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/ZiGPfITes