Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

moisi168_RYAD KRAMDIAFPGetty Images_algeriaprotestwomanflag Ryad Kramdi/AFP/Getty Images

El espíritu de 2019

PARÍS – Como en 1848, 1968, 1989 y 2010-2012, una oleada de protestas populares ha barrido el planeta por sorpresa. Las actuales revueltas masivas –en Beirut, Santiago, Hong Kong, Argelia, Bagdad, y otras ciudades- están ganando fuerza y haciendo trastabillar a los gobiernos. Pero si bien es comprensible la tentación de buscar comparaciones históricas, los levantamientos de 2019 también tienen claras características propias.

Hace casi una década, muchos observadores occidentales llamaron la “primavera de los pueblos” a los movimientos de protesta que en 1848 comenzaron en Túnez y se extendieron por Egipto, Libia, Siria y otros países árabes. De manera similar, muchos de los libaneses a quienes conocí en mi reciente visita a Qatar no tenían dudas de que ahora se está desarrollando una nueva “Primavera Árabe”, excepto que ahora es a escala global. Parecían sentir entusiasmo y ansiedad a la vez.

Las protestas de mayo de 1968 también resuenan en las actuales, no en menor medida por su juventud, su espontaneidad y su carencia de líderes identificables. Sin embargo, como todo suceso histórico, los acontecimientos de 2019 se deben entender en sus propios términos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/rU64Nzbes;

Edit Newsletter Preferences