Donald Trump rally Yin Bogu/Xinhua via ZUMA Wire

Los grandes populistas

VARSOVIA – El primer desafío a la hegemonía occidental tras la caída del comunismo en Europa fue la aparición de los llamados países BRICS – Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica – durante la década de 2000.  Debido a su rápido crecimiento y a que colectivamente estos países dan cuenta de casi la mitad de la población mundial, el ascenso de los BRICS parecía estar destinado a inclinar la balanza del poder, alejando dicho poder de las manos de Estados Unidos y Europa Occidental.

Hoy en día, parece que para el Occidente la amenaza geopolítica de los países BRICS es menor.  Rusia, Brasil y Sudáfrica están en una situación económica grave, y China se tambalea. Sólo India mantiene su brillo. Y, sin embargo, el Occidente está nuevamente bajo presión, incluso dentro de su propia casa. Esta vez, el desafío es político, no económico: el ascenso de políticos que se deleitan con los conflictos y muestran desprecio por las leyes nacionales e internacionales así como por las normas democráticas.

Yo a dichos líderes como los líderes “PEKO”, dándoles este apelativo por los apellidos de los cuatro ejemplos más prominentes de su especie: el presidente ruso Vladimir Putin, el presidente turco Recep Tayyep Erdoğan, el político polaco Jaroslaw Kaczyński y el primer ministro húngaro, Viktor Orbán.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/qHOfoh2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.