Child covering his eyes.

El imperativo de controlar las infecciones letales para la infancia

SEATTLE – En demasiados lugares del planeta los mayores agentes letales de la infancia son los organismos más pequeños: virus, bacterias y parásitos unicelulares causantes de la diarrea y la neumonía. Se trata de una situación inexcusable si se consideran los enormes avances en el ámbito de la salud pública (ambas enfermedades son prevenibles y curables). Es imperativo que todos los niños, especialmente los que se encuentren en riesgo, tengan acceso a servicios de atención salud que pueden salvar sus vidas.

Según la UNICEF, la neumonía y la diarrea son causantes de un cuarto de los 5,9 millones de niños de menos de 5 años que mueren al año en el mundo. Un estudio reciente de Centro Internacional de Acceso a las Vacunas indica que cerca de tres cuartos de los fallecimientos por neumonía y diarrea ocurren en apenas 15 países y que su mayor prevalencia coincide con las comunidades más pobres y marginalizadas.

Si bien las cifras reflejan avances en las últimas décadas, la tragedia es que la mejora podría haber sido mucho mayor si los gobiernos no hubiesen sucumbido a la tentación de centrarse en una o dos intervenciones por vez. Para acabar de una vez por todas con las muertes infantiles causadas por estas enfermedades, los gobiernos se deben comprometer a elevar en simultáneo el conjunto completo de las intervenciones que hace dos años fueran señaladas por la Organización Mundial de la Salud y la UNICEF en su informe conjunto Plan de Acción Global para la Neumonía y la Diarrea.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/eHnkj0a/es;