aahmed1_GORDWIN ODHIAMBOAFP via Getty Images_africacoronaviruswaterkenya Gordwin Odhiambo/AFP via Getty Images

Un compromiso con África

ADÍS ABEBA – El mundo no se librará de la pandemia de COVID‑19 hasta que todos los países se libren del coronavirus que la provoca. Este sencillo hecho pone de manifiesto la urgencia de la conferencia global de donantes que se celebrará el 4 de mayo: el único modo de evitar una segunda ola del virus el próximo otoño boreal es ayudar ahora a los países en desarrollo a mejorar su capacidad de combatir la enfermedad.

Los países desarrollados han ofrecido kits de testeo, respiradores y equipos de protección individual, y los gobiernos de la Unión Africana lo agradecen. Pero para empezar a ganarle a la COVID‑19, es necesario que los países más ricos oigan y respondan los pedidos del mundo en desarrollo en el sentido de adoptar una estrategia integral para superar la doble crisis, sanitaria y económica, que enfrentamos.

Hasta ahora, ha habido una enorme divergencia entre la retórica de los dirigentes de los países ricos, que hablan de una crisis global histórica y existencial, y el apoyo que parecen dispuestos a dar a los países pobres y en desarrollo. De hecho, hasta la semana pasada, los países africanos gastaban más en pago de la deuda que en salud.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/VZb6qLKes