Jugando a la democracia

En Calcuta, cuando un niño más pequeño quería participar en el juego al que jugábamos mis amigos y yo, lo dejábamos entrar, pero primero murmurábamos entre nosotros las palabras elé belé . Un elé belé es un jugador que cree que está participando, pero que en realidad no lo hace. Todos sabían que un gol que él marcara no contaba.

Como niño, dominar el cruel arte del elé belé era importante. Cuando llegaba un niño nuevo, acompañado por una madre sobreprotectora, con una simple mirada entre nosotros decretábamos que el muchacho sería un elé belé .

La técnica del elé belé también prospera en el mundo adulto. Todos podemos recordar situaciones colectivas de toma de decisiones (un comité seleccionador, un equipo de redacción de estatutos) donde algunos de los miembros eran elés belés . Todos hemos sido elés belés en algún momento, aunque no nos hayamos percatado de ello.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/Dhw0ocN/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.