Water issues in Mexico Brent Stirton/Getty Images

Gestión de agua es gestión de salud

LONDRES – Debido a la aceleración del cambio climático y a que sus efectos exacerban otras crisis geopolíticas y de desarrollo, se ha hecho patente de manera clara el papel de la protección del medio ambiente en la preservación y mejora del bienestar humano. Este reconocimiento se encuentra en el corazón del concepto de “salud planetaria”, que se centra en la salud de la civilización humana y la condición de los sistemas naturales de los que depende.

La lógica del concepto es simple: si tratamos de brindar una mejor salud a una población en crecimiento, sin tener en cuenta la salud y la seguridad de nuestros recursos naturales, no sólo lucharemos para dar nuevos pasos hacia adelante, si no que retrocederemos en los avances ya logrados. En el punto donde todas las cosas se complican es cuando se debe aplicar el concepto, particularmente a tiempo de abordar el nexo de los servicios de agua, la salud y la integridad del ecosistema.

Desde al menos el año 1854, cuando John Snow descubrió que el cólera se propagaba a través de suministros de agua contaminados en el centro de Londres, los humanos hemos entendido que el agua contaminada es perjudicial para nuestra salud. La degradación de los ecosistemas de agua dulce a menudo genera enfermedades, así como la protección o el fortalecimiento de dichos ecosistemas mejora los resultados de salud.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/a5QPdGH/es;

Handpicked to read next