Smoke rising from towers Oliver Berg/Getty Images

Un remedio para el clima peor que la enfermedad

JAIPUR – Dos años después de la firma del acuerdo de París sobre el clima, este mes la capital francesa volvió a atraer a la flor y nata del mundo, que se reunió para la cumbre One Planet del presidente Emmanuel Macron. Ya fustigando al presidente estadounidense Donald Trump por retirarse del acuerdo de París, ya reafirmándose unos a otros que sigue vigente, los políticos formaron un corrillo autocelebratorio con dirigentes empresariales y famosos convertidos en activistas.

Hay que tomar con cautela estas muestras de camaradería autocomplaciente. La buena voluntad no basta para detener el cambio climático, y la historia está llena de políticas bienintencionadas que resultaron inútiles, o incluso peores que los problemas que debían resolver.

Un ejemplo particularmente desgarrador fue el intento de Mao Zedong de mejorar las cosechas y la higiene pública erradicando los gorriones. El resultado fue un enorme crecimiento de la población de langostas y una posterior hambruna que se cobró la vida de unos treinta millones de personas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/aAJjCSo/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.